La ultima cabaña

Ficcion moderna y contemporanea
978-84-264-1059-7
CASTELLANO
256
0cm
1500cm
LUMEN
-5%
17,90 €
17,01 €

Una novela sobre la soledad y la vida salvaje, por la ganadora del Premio Jaén de Novela: una nueva y poderosa voz en Lumen.

«No sé si se puede vivir para uno mismo. Tal vez no sea posible, aunque lo intentes toda la vida, aunque te destierres una y otra vez, aunque te confines en tu propio mundo lo más apartado posible del resto de la humanidad».

Le llaman Escolta. Arrastrando la marca de Caín y con el corazón destrozado, se instala en una cabaña a las afueras de un pueblo de montaña. Su intención es dejarse llevar, mansamente, hasta el final de sus días. En un proceso de autodestrucción controlada comienza a usar como combustible los libros que siempre le habían servido de compañía, y con ello enciende una voz que grita toda la rabia, la soledad y el desconsuelo posibles.

Este es su diario: unos cuadernos escritos a lo largo de unos meses en los que va apuntalando a sus fantasmas en una pira y prendiéndoles fuego para no abandonarlos al futuro, pero sobre todo es la crónica de una sanación, de una búsqueda instintiva de la felicidad.

La última cabaña es una historia cruda y desnuda en su sinceridad, narrada por una voz de fuerza arrolladora.

La crítica ha dicho:
«Con una escritura absolutamente deslumbrante, Yolanda Regidor nos cuenta cómo se puede salir del abismo palabra a palabra».
Rosa Montero

«La última cabaña es una novela llena de intensidad, de misterio y de abismos. Un viaje a los escondites y los enigmas del pasado, donde hay amor y hay violencia aún palpitantes. Una historia con arenas movedizas, en donde una voz en primera persona revela una manera de vivir y de sentir que no dejará indiferente al lector».
Manuel Vilas

«La historia de un hombre abandonado a sí mismo que busca, a través de la pureza de la soledad, tocar una limpieza que hace tiempo le es ajena. Un viaje al centro de la quietud.»
Zend a

«Una de las novelas más extremas de la literatura española más reciente [#] que demuestra que en el silencio de la naturaleza la pena puede aullar con más fuerza pero que también existe brea lo suficientemente consistente como para ayudar a enhebrar la más antigua y profunda de las heridas.»
Octavio Gómez Milián, Zona de Obras